10 croquetas originales y diferentes

croquetas-en-un-plato

Aquí tienes muchas ideas para hacer croquetas originales y diferentes. En todas estas recetas partimos de la receta básica para hacer la bechamel de croquetas.


  • De jamón y queso: 100 gr. de jamón york en una loncha gruesa o jamón serrano – 3 cucharadas de mantequilla – 4 cucharadas colmadas de harina – La leche necesaria – 100 gr. queso emmental rallado – Sal y pimienta molida

Rehogamos el jamón en daditos en mantequilla. Añadimos la harina (4 cucharadas), doramos y vamos poniendo la leche. Al final, agregamos el queso rallado, sazonamos (puede no ser necesario si hemos usado jamón serrano) y mezclamos bien. Dejamos enfriar para hacer las croquetas.


  • De parmesano y mortadela: Las cantidades anteriores de harina y mantequilla – 1 buen trozo de mortadela italiana (sin aceitunas) – 1 paquete de queso parmesano rallado o en polvo (100 gr)

Doramos la mortadela picada en la mantequilla, añadimos la harina y preparamos la bechamel sin dejar de remover. Al final incorporamos el queso rallado y mezclamos muy bien. Dejamos enfriar antes de liar las croquetas.


  • De rabo de toro: Unas piezas de rabo de toro guisado – Un par de cucharadas de la salsa del guiso

Después de guisar un rabo de todo, puedes aprovechar los trozos menos vistosos, los más pequeños, para desmenuzarlos y añadirlos sobre la cebolla rehogada en la receta básica de croquetas. Añade también un par de cucharadas de la salsa del guiso.


  • De atún con pimientos del piquillo: 100 gr de bonito en aceite – 50 gr de pimientos del piquillo

Picamos los pimientos muy finos. Los rehogamos con la cebolla en la sartén y seguimos la receta. Para rehogar la cebolla se aprovecha el aceite de las latas de conserva. El atún desmenuzado se añade una vez elaborada la bechamel para que no se deshaga demasiado.


  • De puerros con queso: 1 puerro – 75 gr de queso tierno rallado grueso o en taquitos

En lugar de cebolla rehogamos puerro cortado en rodajas finas. Seguimos la receta y al final añadimos el queso y mezclamos bien.


  • De manzana con queso: Media manzana reineta – 100 gr de queso rallado grueso – Un puñado de nueces picadas

Con la cebolla rehogamos la manzana picada fina. Después de seguir la receta añadimos al final el queso y las nueces y mezclamos bien antes de dejar enfriar.


  • De pollo con curry y menta: 250 gr de pechuga de pollo asada o a la plancha – 1 cucharadita rasa de curry en polvo – Unas hojas de hierbabuena

Rehogamos el pollo picado con la cebolla, añadimos el curry, mezclamos y seguimos la receta. Al final añadimos la hierbabuena muy picada y dejamos enfriar la mezcla.


  • De pera, gorgonzola y nueces: 1 pera – Un puñado de nueces picadas – 125 gr de gorgonzola dulce

Rehogamos la pera picada con la cebolla, añadimos el gorgonzola picado y seguimos la receta. Al final añadimos las nueces picadas, mezclamos y dejamos enfriar.


  • De jamón (o bacón) y piña: 2 rodajas de piña – 100 gr de queso rallado – 120 gr de taquitos de bacón o jamón cocido

Rehogamos con la cebolla los taquitos de jamón o bacón y la piña muy picadita y bien escurrida. Seguimos la receta y añadimos el queso rallado al final. Dejamos enfriar.


  • De pulpo a la gallega: Un rejo de pulpo cocido – 2 dientes de ajo – 1 cucharada de pimentón

Para hacer estas croquetas rehogamos en aceite (no en mantequilla) los ajos picados (no usamos cebolla). Añadimos el pulpo picado finísimo, damos unas vueltas y ponemos el pimentón. Sin que llegue a freír añadimos la harina y seguimos la receta.

  • De champiñones o setas con jamón

Picamos finos unos champiñones o setas con jamón (serrano o de york), rehogándolos en mantequilla, y añadiendo después harina, leche, etc. para hacer la bechamel. Quedan muy bien si añadimos a la bechamel un poco de queso rallado. Los champiñones picaditos pueden añadirse también a las croquetas de carne o de pollo.

  • De jamón y huevo duro

Para las croquetas de jamón y huevo duro preparamos una bechamel normal espesita sobre cebolla rehogada y al final incorporamos los taquitos de jamón y el huevo duro, cuando ya esté la bechamel terminada. Es conveniente que el jamón no esté muy duro.


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!