Salsa bechamel y variantes

salsa-bechamel-sobre-canelones

Aquí tienes muchas ideas para preparar una clásica salsa bechamel y variantes para distintos usos. Lo primero que tienes que sabes es adaptar las proporciones de ingredientes al uso que vayas a darle a la bechamel.

  • Para gratinados: Por cada cucharada de harina, 1 cucharada de mantequilla y un vaso de leche (250 ml), sal, pimienta y nuez moscada
  • Para salsear pescados, verduras, carnes o pastas: Por cada cucharada de harina, 1 cucharada de mantequilla y un vaso y medio de leche (350 ml), sal, pimienta y nuez moscada
  • Para croquetas: Por cada 3 cucharadas de harina, 2 cucharadas de mantequilla y 2 vasos de leche, sal, pimienta y nuez moscada

ELABORACIÓN

haciendo-bechamel

  1. Ponemos a derretir la mantequilla, agregamos la harina sin dejar de remover hasta que ligue bien con la mantequilla, se integren y tomen color dorado.
  2. Incorporamos la leche (mejor caliéntala antes en el microondas) poco a poco, batiendo sin parar (podemos usar un batidor de varillas) para que la salsa resulte fina y sin grumos.
  3. Dejamos al fuego sin dejar de remover hasta que con el hervor espese a nuestro gusto.
  4. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada y dejamos cocer unos 10 m.

 


Con cebolla rehogada: Si vamos a hacer croquetas o la base de algún relleno, utilizaremos menos leche, rehogaremos antes cebolla en la mantequilla o aceite, según la receta, y pondremos mitad leche y mitad caldo de verduras, pollo o pescado, u otras variantes según la preparación.


Al queso: Preparamos una salsa bechamel más bien clarita, y al final de la cocción añadimos 100 gr de queso rallado fuerte (tipo manchego o parmesano). Removemos hasta que el queso se derrita. Acompaña pastas y podemos utilizarla también en gratinados, sobre todo de verduras.


Verde: Una vez terminada la bechamel la pasamos por la batidora con unas hojas de espinacas cocidas. Trituramos bien hasta que quede cremoso. Para pescados cocidos (ej. salmón o merluza), huevos duros que después gratinamos con queso, patatas al horno que adornamos con trocitos de bacon dorados en aceite, etc.


Rosa: Preparamos la bechamel y la mezclamos con unas cucharadas de salsa de tomate frito. Para gratinados de verduras, huevos duros o escalfados, gratinados de carne, etc.


Con bacon o jamón: Junto con la mantequilla en el primero paso de la elaboración salteamos unos taquitos de bacon o de jamón cocido y seguimos la receta. Perfecta para gratinados de verdura.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!