Castañas en almíbar de miel

castanas-en-almibar

Estas castañas en almíbar son muy fáciles de preparar y se conservan mucho tiempo en su propio almíbar en un recipiente hermético. Se pueden servir solas o acompañando quesos frescos o curados, con bizcochos y galletas y también con asados y carnes.


INGREDIENTES

  • 1⁄2 kg. de castañas
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 vaso de agua
  • 1 palo de canela
  • 1 cucharada de miel
  • sal

ELABORACIÓN

  1. Ponemos a hervir agua con una pizca de sal en una cazuela.
  2. Se lavan bien las castañas, se les hace un corte en forma de cruz en la parte de la base y se meten en el agua hirviendo de la cazuela. Se deja a ebullición fuerte un par de minutos. Las sacamos y las dejamos templar un poco. De esta forma las podrás pelar con facilidad. Las reservamos ya peladas.
  3. Preparamos un almíbar no muy denso, con el agua y el azúcar que hemos indicado en los ingredientes. Lo podemos aromatizar con un palo de canela.
  4. Cuando el azúcar esté completamente disuelto se añade la miel y se integra mezclando bien. Se ponen las castañas, siempre a fuego lento y sin movimientos bruscos, para que no se rompan. Se dejan cocer hasta que las castañas estén bien tiernas, unos 15 minutos.
  5. Se dejan enfriar las castañas dentro del almíbar y se guardan de un día para otro para que se asiente perfectamente el sabor. Se conservan así, dentro de su propio almíbar, y se van sacando para consumirlas con yogures, flanes o chocolates.
  6. Para acentuar su sabor es mejor consumirlas en caliente, sobre todo si vas a servirlas con quesos frescos.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

En un recipiente hermético se conservan muchísimo tiempo en la nevera dentro de su almíbar sin necesidad de hacer conservas. pero puedes meterla en tarros y seguir nuestros consejos para hacer conservas caseras.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!