Chips de verduras

chips

Verduras laminadas muy finas (con mandolina). Las mejores son las más duras y secas, patatas, yuca, zanahorias, calabaza, remolacha, nabo…

Pelar todas las verduras y cortarlas en láminas finísimas con mandolina. Hay que secarlas muy bien con papel de cocina. Las ponemos sin apelmazarlas en una placa de horno con papel de horno untado de aceite. Precalentamos el horno a 120º y dejamos deshidratar las verduras durante 1 hora o el tiempo que sea necesario para que queden crujientes. Si es necesario damos la vuelta a los chips  mitad del proceso. A la hora de servir espolvorear con sal fina. Se conservan muy bien en un tupper con papel al fondo para que absorba la posible humedad.

  • Los chips también se pueden hacer fritos de forma tradicional en aceite muy caliente. Hay que secar muy bien los chips y poner poquitos cada vez para que no se apelmacen. Se sacan en cuanto estén doraditos. Se dejan escurrir muy bien y se salan cuando enfríen.
  • Con estos sistemas se pueden hacer también chips de manzana.

¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!