Cómo cocer la pasta correctamente

como-cocer-la-pasta

Aquí tienes algunos consejos para cocer la pasta correctamente, los utensilios, el tiempo de cocción… para que tu plato de pasta quede perfecto para todos los usos que vayas a darle.

  1. La cazuela debe ser grande y alta, no te importe que sea demasiado grande para la cantidad de pasta que vamos a cocer, así se nos pegará menos.
  2. La cantidad de agua que tenemos que poner en la cazuela es de 1 litro por cada 100 gr de pasta, incluso más para que la pasta cueza y se mueve dentro del agua con facilidad.
  3. La cantidad de sal que hay que poner es de 10-12 gr por cada litro de agua. Se añade cuando el agua va a entra en ebullición.
  4. Hay que poner la pasta cuando el agua esté hirviendo y no antes. Si la ponemos en el agua aún tibia la pasta se pegará. Hay que añadir la pasta poco a poco para que la cocción no se corte. Si aún así se corta la cocción hay que contar el timepo de cocción desde que vuelve a hervir. No debe cortarse la cocción mientras se cuece la pasta.
  5. Poner un chorrito de aceite de oliva nos ayuda a que la pasta quede suelta y no se pegue, pero los grandes expertos en platos de pasta lo desaconsejan y nos advierten de que ese aceite formará una película sobre la pasta que la hace más impermeable a absorber los sabores de la salsa. Puedes ponerlo si vas a usar la pasta en ensaladas o en guarniciones poco aderezadas. En caso contrario simplemente remueve a menudo para que no se pegue.
  6. Podemos aderezar el agua de cocción con caldo de pastilla, especias aromáticas como el laurel o el tomillo. Esto funciona con platos de pasta poco aderezados pero si vas a cubrir de salsa es mejor poner las especias en la salsa.
  7. Para escurrir la pasta simplemente la ponemos en un escurridor pero no es necesario aclararla bajo el grifo. De esta forma absorbe mejor los jugos y sabores de la salsa, y además mantiene el calor. También la podemos sacar del agua con un cucharón especial para pasta.
  8. Para dejar la pasta al dente lo mejor es seguir las instrucciones de tiempo de cocción que indica cada fabricante. Si vas a tener después la pasta más tiempo al fuego dentro de alguna salsa es mejor que reduzcas incluso un minuto ese tiempo de cocción.
  9. Es mejor tener la salsa ya preparada para que la pasta no espere mucho y se enfríe o se pase. Añadimos la pasta recién hervida a la cazuela con la slsa y mezclamos bien.
  10. Si necesitas enfriar la pasta para guardarla y conservarla es mejor lavarla bajo el grifo para eliminar almidón y que no se apelmace. Después se escurre muy bien y se añade un poco de aceite de oliva mezclando bien. Así quedará suelta y lista para guardar en la nevera.

 

Más entradas de Cuadernos de Cocina:


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!