Fudge blanco con leche condensada

fudge-chocolate-blanco

El fudge blanco con leche condensada es un postre fácil y muy especial, con una textura blanda y un relleno de ingredientes a tu gusto. Nosotros hemos usado nueces y unas frutas deshidratadas pero puedes usar otras a tu gusto, pasas, ciruelas… y cualquier fruto seco que prefieras.

Es un capricho irresistible para los amantes del chocolate y un detalle perfecto si quieres llevar de regalo a cualquier fiesta o reunión.

Con la misma receta puedes preparar fudge de chocolate negro.


INGREDIENTES

  • 70 gr de nueces
  • 70 gr de arándanos o frutas deshidratadas
  • 500 gr de chocolate blanco para fundir
  • 200 gr de leche condensada

ELABORACIÓN

fudge-blanco-paso-a-paso

  1. Picamos las nueces y los arándanos en pedacitos regulares y no demasiado pequeños.
  2. Troceamos el chocolate blanco y lo fundimos junto a la leche condensada, al baño maría o en el microondas en intervalos de 20 en 20 segundos hasta que queden bien integrados y el chocolate esté derretido por completo.
  3. Agregamos las nueces y los arándanos y mezclamos bien.
  4. Vertemos la mezcla en un molde de silicona o uno rígido forrado con papel film.
  5. Alisamos la superficie y dejamos templar.
  6. Dejamos que enfríe por completo en el frigorífico antes de servirlo troceado a nuestro gusto.