Hierbas aromáticas, sus usos en la cocina

hierbas-aromaticasNo hay duda alguna en decir que las hierbas aromáticas se han convertido en un ingrediente indispensable en nuestras cocinas. Utilizadas en su justa medida, enriquecen nuestros platos y les aportan sabor y color.

En este post os vamos a hablar de las hierbas aromáticas más usadas en cocina, de sus características y las mejores combinaciones con alimentos para realizar un plato sabroso.


  • Albahaca. Su sabor es muy refrescante. Muy usada en la cocina mediterránea para aderezar platos con huevos, como las tortillas y los revueltos; para usarlas con el tomate; para hacer salsas como el pesto. También se usa en los guisos de carne o pescado.

La albahaca fresca es mejor picarla y añadirla al final de la cocción para que no pierda su intenso sabor.

Es una hierba digestiva y estimulante. Esta planta no admite congelación.

  • Cilantro. Esta hierba, durante generaciones se ha usado para dar sabor a los alimentos y conservar la carne. Tiene muchas propiedades, entre ellas que alivia la irritación de estómago y estimula el apetito. Contiene vitaminas A y K, aunque también B, C y E en menos cantidades. Aportan potasio, calcio, magnesio y fósforo.

Usadas para aderezar carnes sobre todo de caza, ensaladas, y el famoso guacamole.


  • Eneldo. Muy utilizado como ingrediente en las cocinas de los países bálticos y nórdicos. Al tener un sabor muy intenso no se debe abusar de él, ya que enmascara los sabores de los alimentos.

Alivia las digestiones pesadas.

En la cocina se usa para elaborar encurtidos, para marinar salmón, aromatizar marisco, carnes, ensaladas, arroces, vinagres, aceites y salsas.


  • Hinojo: Es estimulante, digestivo y diurético, muy indicado para las personas que sufren de gases en el estómago.

Se usa fundamentalmente para aderezar el pescado, con las sardinas es fantástico; también se le añade a sopas y ensaladas.


  • Laurel. Es una de las hierbas mejor consideradas en nuestra cocina, debido a su aroma y sabor. Se usa tanto fresco como seco.

Tiene propiedades digestivas, es beneficioso para enfermedades del aparato respiratorio y circulatorio; es un buen antirreumático y un regulador de la menstruación.

Muy usado para cocer marisco, hacer paellas y platos de pescado. También en los guisos de legumbres, aderezar carnes (perfecto con las de caza) y para aromatizar verduras.


  • Orégano. Hierba con un sabor intenso. Destacan sus propiedades antioxidantes, ayuda a mejorar la digestión, combate el mal aliento, previene catarros e infecciones de las vías respiratorias.

Muy usado en salsas, sobre todo las que llevan tomate, como aditivo en las pizzas italianas, perfecto para marinar pescados y aves; y aderezar ensaladas.


  • Perejil. Hierba que no falta nunca en nuestra cocina. Empleada en prácticamente todos los platos, pero más concretamente en vinagretas, para adobar carnes o pescados, en tortillas, en guisos y también en ensaladas. 

Se puede congelar y dura hasta 6 meses.


  • Romero. Es mejor usarlo seco pues fresco tiene un sabor ligeramente amargo.

Entre sus propiedades encontramos que está especialmente indicado en las afecciones digestivas y hepáticas.

En la cocina lo usamos preferentemente en guisos y asados de carne de cordero y de carne de caza; para aderezar aceite y también para adobar la carne de caza y cordero. Está especialmente indicado su uso en los alimentos que contienen una gran cantidad de grasa debido a las propiedades astringentes del romero.


  • Salvia. Es una de las hierbas más usadas en Italia junto al perejil, el romero y la albahaca. Contiene infinidad de propiedades medicinales, entre las que destacamos su poder digestivo, cicatrizante, anti inflamatorio. Conviene usarla de forma moderada ya que tiene un sabor picante muy pronunciado.

En la cocina la podemos usar tanto seca como fresca y es utilizada para carnes grasas, pescados grasos, embutidos; en arroces y sopas. Si se la añadimos a un guiso de legumbres, éstas serán más digestivas.


  • Tomillo. Planta que se conoce desde tiempos inmemoriales. En la cocina lo podemos usar fresco o seco. Entre sus propiedades destacamos su poder para calmar procesos respiratorios, facilita la digestión, alivia problemas urinarios y hepáticos.

Es empleado para aromatizar gran cantidad de platos, entre ellos los de carne de caza, carnes a la barbacoa, patatas, escabeches y también para aromatizar algunos quesos.


 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!