Huevo frito a la antigua con ajos

huevo-frito-a-la-antigua

Este receta de huevo frito a la antigua con ajos es una versión casera y tradicional de un sencillo huevo frito. El toque personal se lo puedes dar tú con algunas ideas que te damos.


INGREDIENTES

  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 1 diente de ajo grande
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • 1 hojita de laurel
  • Un chorrito de zumo de limón o vinagre suave

ELABORACIÓN

  1. Pelamos los ajos y cortamos en láminas. Ponemos un dedo de aceite en una sartén y lo calentamos. Cuando el aceite este caliente se echan los ajos y el laurel. Hay que tener el fuego medio y constante para que cojan color sin quemarse.
  2. Entonces, con cuidado para que no se rompa, cascamos el huevo sobre el aceite con los ajos y lo freímos al gusto, poniendo aceite y ajos por encima con una espumadera.
  3. Cuando el huevo esté listo lo sacamos y lo llevamos a un plato. Sacamos también los ajos con la espumadera y los ponemos por encima. Salpimentamos son sal y pimienta de molinillo al momento.
  4. Rematamos el plato con un chorrito de zumo de limón o vinagre, a tu gusto, y también podemos dar un toque de pimentón dulce o picante antes de servir. Acompañamos con un buen pan de pueblo para mojar.

huevos-fritos-puntillas

Si te gusta el huevo con puntillas (con los bordes dorados y crujientes, como en la foto 1) tienes que poner el huevo en aceite muy caliente: los bordes se queman rápido y se van dorando. Si lo prefieres sin puntillas, como en la foto 2, tendrás que mantener una temperatura media para que el huevo se vaya confitando por igual


CONSEJOS Y COMENTARIOS

Con esta misma elaboración puedes preparar el huevo con cebolla cortada en tiras en lugar de ajos.


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!