Langostinos a la sal

Para 4 personas: 24 langostinos (6 por persona, aunque depende mucho del tamaño de las piezas), sal gruesa

En sartén: Utilizaremos sartén de fondo ancho y con tapa. Ponemos sal gruesa en toda la superficie de la sartén y encendemos el fuego para que esta adquiera calor. Encima de la sal gruesa colocaremos los langostinos. Durante un minuto dejaremos los langostinos en contacto directo con la sal y al fuego; una vez transcurrido este periodo, apagaremos el fuego y taparemos la sartén con un plato o con una tapa, pero en ningún caso daremos la vuelta a los langostinos. Estos se cocerán por efecto del calor y del vapor que se mantiene dentro de la sartén. Dejamos tres minutos, ya que de sobrepasar este tiempo la cocción del langostino sería excesiva y su textura sería demasiado blanda. Servimos calientes, después de haber eliminado el exceso de sal.

Al horno: Remojamos la sal con un poco de agua, precalentamos el horno a 200 grados. Se pone la mitad de la sal en una fuente de horno y se ponen sobre ella los langostinos y encima de ellos la sal restante. Metemos en el horno durante 10 minutos (hasta 15 dependiendo del tamaño del langostino). Rompemos la sal, limpiamos la sobrante y servimos calientes.


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!