Leches vegetales, sus usos y propiedades

leches-vegetalesCada vez son más los que optan por consumir leches vegetales frente a las de origen animal. Las razones pueden ser los efectos negativos que provocan las leches de origen animal en algunas personas, como la hinchazón abdominal, la pesadez o la dificultad de digestión. Además cada día las alternativas vegetales son más fáciles de encontrar en cualquier supermercado y existe más información acerca de sus propiedades y beneficios:

  • Las leches vegetales no contienen lactosa, por lo que para los intolerantes son una alternativa perfecta. Salvo el caso de la leche de avena, las demás leches que citamos aquí tampoco contienen gluten.
  • Son bajas en grasas y las que contienen son mono y poliinsaturadas, beneficiosas para el corazón.
  • Tienen un alto contenido en vitamina B.
  • Son más ligeras y de fácil digestión.

Aquí tienes un breve repaso de las más comunes leches vegetales, sus usos y propiedades nutricionales beneficiosas para la salud.


Leche de Soja

Se trata de una de las leches vegetales más consumidas. Se consigue a partir de soja y agua y es rica en proteínas, calcio, fósforo y vitaminas del grupo B.

  • Es la más digestiva, por lo que es muy apta para personas con problemas digestivos.
  • Libera los azúcares poco a poco, manteniendo este componente en sangre en su modo más óptimo por lo que es una perfecta opción para personas diabéticas.
  • Es una fuente de calcio, lo que nos ayuda a mantener nuestros huesos fuertes.
  • Disminuye el colesterol, gracias a su composición de ácidos grasos e isoflavonas.
  • Es muy recomendada para mujeres, por sus propiedades beneficiosas para regular los síntomas asociados al síndrome pre-menstrual y a la menopausia. 

Leche de Avena (contiene gluten)

La leche de avena es una bebida deliciosa, rica en nutrientes esenciales, y que aporta a su vez muchos beneficios a nuestra salud. Es ideal dentro de una dieta equilibrada y en dietas de adelgazamiento para obtener una buena ración de energía sin nada de grasas.

  • La bebida de avena aporta buenas cantidades de fibra, esencial para el buen funcionamiento de nuestros intestinos. Es muy útil para regular el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.
  • Es una fuente de proteínas de origen vegetal.
  • Es una bebida con un alto contenido en vitamina B, E y antioxidantes.

Leche de Arroz

Es un alimento completamente digerible, y tradicionalmente se le ha dado uso medicinal para remediar trastornos intestinales y casos de inapetencia o debilidad.

  • No contiene gluten, por lo que es perfecta para los intolerantes.
  • Es relajante. Si, has leído bien: relajante. Su alto contenido en triptófano y en vitaminas del grupo B la convierten en un perfecto estabilizante del sistema nervioso. Tiene propiedades hipotensoras.
  • Se trata de una bebida depurativa.
  • Es ideal para perder peso pues, además de ser muy nutritiva, es de las leches vegetales que contienen menos calorías.

Leche de Almendras

Especialmente indicada para personas que necesitan un aporte extra de energía. Muy recomendable para niños en crecimiento o personas mayores, deportistas, etc. Es rica en antioxidantes y minerales esenciales como el potasio y el calcio.

  • Por sus altas propiedades energéticas, esta leche es muy beneficiosa para personas anémicas, débiles, con problemas hepáticos o desnutridas.
  • El potasio que contiene es muy beneficioso para el cerebro y otros músculos.
  • Contiene magnesio, hierro, calcio, vitamina E y previene la osteoporosis.
  • Viene muy bien para el estreñimiento pues la almendra tiene un alto contenido en fibra.
  • Ayuda a reducir el colesterol.

Ahora que ya conoces las propiedades de las leches vegetales más comunes, solo nos queda darte algunos consejos para su uso en la cocina. 

  • En general a todas estas leches se les puede dar un uso similar a las leches de origen animal, pero por sus diferenetes sabores hay algunas más indicadas que otras en determinados platos.
  • Para salsas saladas y salsa bechamel lo mejor es usar leche de soja que no sea azucarada ni aromatizada.
  • Para batidos de leche o de frutas podemos usar cualquiera de ellas, y en general para otros postres como flanes o natillas. Solo debemos tener en cuenta que algunas aportarán un toque especial por su sabor, por ejemplo las de almendras o arroz.
  • En otros platos, como purés, o para dar cremosidad a guisos de pollo y otras carnes, recomendamos la leche de almendras y la de avena.

¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!