Macarrones gratinados

macarrones-gratinados

Esta es la clásica receta de macarrones gratinados de mi madre, pero al final tienes algunas ideas para enriquecer la salsa de tomate o para gratinados más ligeros.


INGREDIENTES

  • 400 gr de macarrones
  • 4 tomates maduros y rojos pelados y triturados o 1 kg de tomate triturado de lata
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cebolla
  • 150 g queso rallado emmental rallado
  • 50 g mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • Medio litro de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal, nuez moscada y pimienta

ELABORACIÓN

  1. Hervimos los macarrones en agua con sal siguiendo los tiempos de cocción del envase para que queden al dente. Los escurrimos bien del agua y los salteamos en aceite con el ajo triturado para que terminen de secarse y el ajo les aporte sabor.
  2. Mientras tanto vamos preparamos la salsa de tomate pochando la cebolla picada en aceite de oliva añadiendo sal para que suelten el líquido. Cuando estén tiernas añadimos el tomate y dejamos reducir unos 10 min para que se fría y espese la salsa.
  3. Unimos la salsa a los macarrones y añadimos 100 gr de queso rallado mezclando bien. Ponemos en una bandeja de servicio que pueda ir al horno.
  4. Preparamos una bechamel clásica: ponemos en una cazuela la mantequilla y cuando se derrita añadimos la harina removiendo hasta que dore. Vamos añadiendo la leche muy poco a poco sin dejar de remover para que no salgan grumos. Salpimentamos y añadimos la nuez moscada. Puedes ver la receta completa de la salsa bechamel AQUÍ.
  5. Cubrimos los macarrones con la bechamel por igual y el resto del queso rallado y metemos en el horno a 200º con calor arrina y abajo 10 min. y al final 5 min. sólo bajo el gril para que dore la superficie. Servimos caliente.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

  • Si quieres enriquecer la salsa de tomate de los macarrones puedes añadir otras verduras al sofrito de cebolla, pimientos, calabacines laminados… Puedes añadir un par de latitas de atún escurridas del aceite y desmenuzadas. También puedes poner unas anchoas picadas y unas aceitunas negras. La salsa boloñesa clásica es otra buena opción para unos buenos macarrones gratinados.
  • Si quieres aligerar un poco el plato gratina solo con queso y elimina la bechamel. También puedes batir un par de huevos con un vasito de leche, salpimentar, verter sobre los macarronesy coronar con el queso para gratinar.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!