Pasteles de Belem

pasteles-de-belem2

INGREDIENTES para 12 pasteles de Belem

  • 1 lámina grande de masa de hojaldre
  • 300 ml de nata grasa para montar
  • 200 ml de leche entera fría
  • 70 gr de harina
  • 150 gr de azúcar
  • 1 rama de canela y 1 corteza de limón
  • 4 yemas de huevo y 1 huevo entero
  • azúcar en polvo y canela molida para espolvorear el hojaldre
  • un molde para tartaletas redondas o una bandeja con moldes para cupcakes (hay que engrasarlo con mantequilla y espolvorear harina)

ELABORACIÓN

  1. Aplastamos la masa de hojaldre un poquito con el rodillo. Espolvoreamos con azúcar y canela y formamos un cilindro enrollando la masa a lo largo. No te preocupes, no tiene que quedar prensada ni perfecta, se hace así para que no suba demasiado, pero puedes incluso eliminar este paso y usar el hojaldre extendido tal como viene.
  2. Cortamos en discos de 1 cm, rellenamos cada molde engrasado con un disco de hojaldre en espiral y lo aplastamos para que coja toda la forma del molde.
  3. Precalentamos el horno a 200º. Pasamos por la batidora la leche con la harina.
  4. Calentamos a fuego lento la nata con el azúcar, la rama de canela, la corteza de limón y el azúcar. Sin que llegue a hervir retiramos del fuego y dejamos infusionar unos 10-15 minutos.
  5. Colamos la nata, añadimos la mezcla de leche y harina y volvemos a llevar al fuego hasta que vemos que ha espesado sin dejar de remover. Cuando espese retiramos y dejamos templar.
  6. En una batidora mezclamos con los huevos (las yemas y la clara) pasados por un colador y batimos fuerte hasta que la crema se integre bien. Queda un color amarillo y una textura espesa. Dejamos templar.
  7. Rellenamos las tartaletas y horneamos a 200º grados hasta que dore la superficie (unos 15 min.).

Consejos y comentarios

  • Estos pasteles de nata o pasteles de Belem son típicos de Lisboa y todo Portugal, y la receta original permanece en secreto desde el siglo XIX.
  • Se pueden consumir templados o fríos. Cuando se van enfriando bajan un poco, es normal.
  • Yo he probado a hacerlos con tartaletas de hojaldre ya compradas (tienen que ser de hojaldre, no de pasta sable) y quedan también muy buenos. Puedes hacer las tartaletas sin formar la espiral pero es mejor hacerla porque la masa no sube tanto y queda muy jugosa con el sabor de la canela y el azúcar.

pasteles-de-belem


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!