Pollo al ajillo

pollo-al-ajillo-racion

Este pollo al ajillo en un gran clásico de la mejor cocina tradicional y casera. Mira qué fácil es la receta.


INGREDIENTES

  • 1 pollo de 1,5 kg troceado menudito, como para freír
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 250 dl de vino blanco seco
  • Sal o 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1 vasito de aceite de oliva virgen extra (150 ml)
  • Pimienta negra en grano
  • 1 hoja de laurel

ELABORACIÓN

  1. Machacamos los ajos de un golpe, los dejamos enteros pelados o les damos un corte longitudinal. Doramos el pollo bien troceado con los ajos y el laurel en el aceite. Ponemos unas pimientas en grano y le vamos dando vueltas para que se vaya dorando por igual. Hay que tener paciencia porque el pollo debe quedar bien dorado antes de seguir con el guiso.
  2. Cuando esté dorado añadimos el vino blanco y  cuando haya reducido su alcohol ponemos un vasito de agua si queremos que quede algo de salsa. Si prefieres que el resultado sea más seco tenemos que intentar que se haga tapado y en su propio jugo sólo con el vapor del vino y el propio jugo de la carne. En cualquier caso dejamos cocer entre 10 y 20 minutos hasta que el pollo enternezca. Servimos caliente y espolvoreado con el perejil picado.

 Consejos y comentarios

  • Para hacer un buen pollo al ajillo es mejor que el pollo esté troceado más bien menudito porque así tomará mejor los sabores. A la hora de servir se puede añadir un chorro de limón. También se puede añadir al guiso en la cazuela unas ramas de romero o tomillo fresco, o cualquier especia para sazonar carnes.

¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!