Sardinas asadas sin olores ni humos

sardinas-asadas-en-plato

Para preparar sardinas asadas en casa y evitar humos y olores hay dos procedimientos, en plancha, parrilla o sartén, y al horno.


ELABORACIÓN

Para hacerlas sobre la plancha es mejor colocarlas dentro de un paquetito de papel aluminio engrasado con aceite (yo no lo uso, sólo se hacen con la grasa del propio pescado) y en raciones individuales (2 o 3 sardinas). No es necesario limpiar de escamas, tripas ni cabeza. Cerramos bien el paquete y ponemos dentro si nos gusta media hoja de laurel o unas gotas de limón. Lo tenemos en la plancha 3 minutos por cada lado para una sardina mediana aunque depende del tamaño de las sardinas y nuestro gusto personal.


Para hacerlas al horno podemos hacer un paquete más grande o simplemente colocarlas todas en la bandeja (mejor en una asadora) y cubrir cerrando bien los bordes con aluminio. Son necesarios unos 5 minutos para una sardina mediana. Una vez asadas metemos dentro del horno caliente un bol con agua y el zumo de un limón o un buen chorro de vinagre y evitará que los olores impregnen el horno.


CONSEJOS Y COMENTARIOS

  • En mi casa siempre se han servido las sardinas asadas con tostadas de pan de pueblo untadas de ajo y aceite de oliva y acompañadas de algún aliño, picadillo, pimientos asados, patatas aliñadas…
  • Una forma de aprovechar las sardinas asadas si te han sobrado es sacar los lomos una vez que están frías y cubrir con un picadillo o piriñaca andaluza. Aquí puedes ver la receta de pescado con piriñaca o picadillo andaluz.

sardinas-asadas-en-una-bandeja


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!