Secretos del huevo duro perfecto

huevo-duro-perfecto

El huevo duro es uno de los productos más socorridos para improvisar picoteos ligeros o como base de otros platos: ensaladas, huevos rellenos, guarniciones… Aquí tienes muchos trucos y técnicas para conseguir un huevo duro perfecto, y consejos para conservarlo y pelarlo.

Como consejos generales recuerda usar una cazuela no demasiado amplia para evitar que los huevos se muevan mucho en la cocción, y cubrir completamente los huevos de agua,

1. Para que la cáscara del huevo no se rompa al cocerla

  • El huevo debe estar a temperatura ambiente, el contraste de temperatura al sumergirlo en agua hirviendo puede romper la cáscara.
  • También puedes sumergirlo en el agua cuando todavía está fría y llevarlo lentamente a ebullición, pero de esta forma la yema puede desplazarse a un lateral en lugar de quedar en el centro.
  • Puedes poner un trapo limpio en el fondo de la cazuela para evitar golpes en el proceso de ebullición.
  • De todas formas, si aún así se rompiese la cáscara, lo mejor es poner un puñado de sal en el agua, con unas gotas de vinagre o limón. De está forma no se saldrá el interior del huevo aunque haya roturas. La clara se coagula rápidamente y evita que siga saliendo el huevo.

2. Para que la yema quede en el centro del huevo

  • Como ya hemos dicho el secreto es poner los huevos en el agua cuando ya está hirviendo. El huevo comienza a girar y la yema se coloca en el centro. Al ponerlo en agua hirviendo nos arriesgamos a que haya roturas, así que recuerda que el huevo no debe estar frío de la nevera, o usa el trapo limpio que hemos recomendado en los consejos del punto 1.

3. Tiempos de cocción del huevo duro

  • Si pones el huevo con el agua fría, tienes que contar 10 minutos exactos desde que comienza la ebullición. Si introduces el huevo en agua hirviendo, puedes contar hasta 12 minutos.
  • Este tiempo de entre 10 y 12 minutos también depende del tamaño del huevo y del número de huevos que pongas en el cazo.
  • Cuando comienza la ebullición hay que bajar un poquito el fuego y dejarlo a temperatura media y constante hasta el final del proceso.
  • Evita la sobrecocción del huevo y controla bien el tiempo. Si lo cueces demasiado aparece una coloración verdosa alrededor de la yema (se libera sulfuro de hidrógeno). No te preocupes, aunque se estropea la presentación se pueden consumir sin problemas.

4. Trucos para pelar bien los huevos duros

  • Una vez cocidos, hay que sumergir los huevos rápidamente en agua fría, incluso con hielo. Los dejamos enfriar ahí y los pelaremos sin problemas.
  • Otro truco es cascarlos un poquito por un extremo y soplar para que se despegue la membrana que cubre a la clara. Verás como la sacar en un momento y casi entera.

5. Conservar los huevos duros

  • Los huevos pierden una capa protectora que los cubre después de la cocción, así que una vez cocidos hay que guardarlos en la nevera. Puedes conservarse así hasta una semana.

¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!