Sepia salteada al ajillo

sepia-salteada
Para que la sepia salteada al ajillo quede tierna hay que tener cuidado en no pasarnos con la cocción, porque en caso contrario la carne se vuelve ‘correosa’ y tendremos que corregirlo añadiendo líquido y cociendo la sepia, guisándola, para que enternezca durante 20 o 30 min. La sepia debe ser muy fresca y hay que cortarla en tiras o daditos de tamaños regulares, y no demasiado grandes, para que se hagan por igual.

INGREDIENTES

  • 1 sepia grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 manojito de perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (puede no ser necesaria)

ELABORACIÓN

  1. Es muy importante dejar escurrir la sepia troceada un buen rato para que pierda todo el líquido. Si la sepia no está seca soltará agua durante el salteado y se ‘cocerá’ en lugar de saltearse. Una vez bien escurrida la secamos con un trapo limpio o papel de cocina.
  2. Ponemos un sartén al fuego con un poco de aceite en el fondo y cuando esté bien caliente añadimos (todo a la vez) el ajo muy picadito, o triturado, el perejil picado y la sepia. No hay que darle tiempo a que se asiente en el fondo, hay que ir salteando y revolviendo mientras se hace y esperar 3 min. En el momento que vemos que va tomando color probamos unos de los trozos más grandes para ver si está hecho y retiramos en cuanto lo esté. Servimos al momento.

Consejos y comentarios

  • Puedes añadir un poco de pimienta negra molida y sal, pero normalmente la sepia es bastante salada y yo no suelo añadir sal.
  • Con esta misma receta puedes preparar calamares o chipirones, siempre bien limpios y secos.

 

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!