Sopa de espárragos trigueros

sopa-de-esparragos-trigueros-cazuela

Hay muchas variedades de sopa de espárragos trigueros. Aquí te dejo la receta tradicional más común en Andalucía, en ‘colorao’, y una receta manchega muy sabrosa que se prepara con azafrán. Tanto a una como a otra le puedes añadir si quieres unos taquitos de jamón o chorizo.


Receta andaluza (en la foto) para 4 personas

  • Un manojo de espárragos trigueros
  • 200 gr de rebanadas de pan asentado
  • 6 dientes de ajo
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: 4 huevos para acompañar
  • Media cucharadita de comino molido
  • Sal y pimienta
  • 1 litro de caldo casero de verduras (puedes usar caldo en cubitos o un brik)
  • Opcional: 1 chorrito de vinagre

ELABORACIÓN

sopa-de-esparragos-trigueros

  1. Troceamos a mano la parte tierna de los espárragos, lavamos y reservamos.
  2. Doramos el ajo laminado en un fondo de aceite en una cazuela. Añadimos los espárragos y salteamos hasta que enternezcan un poquito. Salpimentamos.
  3. Ponemos el pimentón y al momento, para que no amargue, añadimos el pan rebanado y movemos para que se impregne de los sabores. Añadimos también el comino molido.
  4. Regamos todo con el caldo y sin remover mucho (para que no se deshaga el pan) esperamos que dé un buen hervor moviendo la cazuela en vaivén. Si es necesario, o te gusta menos espesa, puedes añadir más caldo. Servimos al momento con unos huevos duros o cuajados en la sopa, y si te gusta puedes poner unas gotas de vinagre de vino blanco.

Receta manchega: Para 4 personas: 400 gr.  de pan – 4 cucharadas de aceite – 1 cebolla – 1 manojo de espárragos trigueros – 1 l. de caldo de pollo – 1 diente de ajo y perejil picados – Unas hebras de azafrán o azafrán en polvo, media cucharita – Sal y pimienta – 4 huevos

Rehogamos en aceite la cebolla picada, añadimos la picada de ajo y perejil y los espárragos limpios y troceados. Salpimentamos.

Cuando enternezcan ponemos el caldo de pollo y el azafrán. Ponemos en otra cazuela el pan cortado en rebanadas y por encima ponemos los huevos cascados. Añadimos el caldo con los espárragos y dejamos que dé un buen hervor y se cuajen los huevos. Removemos ligeramente todo y servimos caliente.

  • Esta receta la probé en Toledo hace años y me encantó. Es una sopa más espesa, con trozos de huevo cuajado, muy sabrosa y contundente.


 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!