Tabla de quesos, presentación y servicio

Tabla de quesos

Aquí tienes muchos consejos para servir y acompañar una tabla de quesos completa y original. Puedes presentarla sobre una tabla de madera, placas de pizarra, o simplemente en una bandeja plana de servicio.

Corte

  • Para preparar la tabla de quesos se recomienda cortarlos de manera que no pierdan su forma.
  • Si se trata de un Emmenthal que se vean los agujeritos, si es un roquefort, que no pierda la veta. Los quesos franceses pequeños y redondos se sirven enteros o troceados en cuñas más o menos grandes. El de tetilla se debe cortar en rodajas, los quesos redondos en cuñas y el Cabrales y Parmesano en tacos.
  • Los quesos que se ‘desmigan’ se deben cortar con una guillotina de quesos o un cuchillo caliente (bastará con que lo frotes con fuerza unos segundos con un paño).

Presentación: Colocarlos en forma de abanico, u ordenados a tu gusto, en una tabla de madera o pizarra, respetando el orden de suaves a picantes, y de blandos a duros. Los quesos de sabor más suave deben colocarse alrededor y los más fuertes en el centro. Este es el orden ideal para ir comiéndolos: primero las pastas suaves, los blandos y luego los más fuertes y los duros.

Panes y frutas para acompañar la tabla de quesos:

  • Los panes de hogaza, los crackers o palitos salados, bastones de hojaldre y las galletas saladas no son los únicos acompañantes de la tabla de quesos. Puedes servir diferentes panes, integrales, de centeno, rebanadas de pan alemán troceadas… y un pequeño bol con mantequilla para untar y emriquecer el pan. Quedan también muy bien como acompañamiento los biscottes aromatizados caseros o esos pequeños biscottes que venden aromatizados con aceitunas, tomate y orégano…
  • Con encurtidos: Pepinillos, aceitunas, rabanitos, cebollitas en vinagre acompañan bien a los quesos fuertes.
  • También puede colocar en la bandeja alguna fruta. Las más adecuadas son las uvas, las peras, las manzanas y los higos; si prefieres frutos secos, elige por nueces, almendras y avellanas, anacardos, higos secos, ciruelas secas, dátiles y pasas.
  • Los quesos frescos, los tiernos y los de cabra se pueden acompañar con un poco de miel servida en un bol al centro. Los comensales mojan el queso con pequeños tenedores o pinchos.
  • También podemos servir aparte unas mermeladas (de tomates, frambuesa, calabaza, naranja amarga, cebollas, pimientos…), chutneys de fruta, etc.
  • En pequeños recipientes se pueden presentar diferentes mostazas (ideal para el Gruyere, Gouda, quesos de bola…) o una vinagreta de aceite de oliva y hierbas (tomillo, orégano…) para el de oveja y quesos curados.

Servicio: A la hora de servir una tabla de quesos hay que tener en cuenta que se debe sacar unos minutos antes del frigorífico. De esta forma recuperara la temperatura ambiente y favorece una mejor degustación.

Vinos para acompañar la tabla de quesos: Hay que desterrar la creencia de que los quesos sólo pueden acompañarse con tintos. Si tu tabla lleva muchos tipos de queso acertarás con un tinto joven. En general los tintos con más cuerpo acompañan bien a los quesos curados de oveja y manchegos fuertes, pero aquí tienes otras recomendaciones para diferenetes quesos.

  • Queso azul: sidra, blancos jóvenes, cerveza.
  • Semi-curado o frescos: cavas, rosados ó tintos jóvenes.
  • Queso de cabra, feta, quesos franceses de pasta blanda (camambert, brie…): un vino blanco (joven y afrutado).

Para SABER MÁS te recomiendo esta entrada de Cocina y Vino sobre los vinos y variedades de uva para acompañar a cada queso.

tabla-de-quesos-servicio


 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!