Tarta de leche merengada

tarta-de-leche-merengada

INGREDIENTES

  • 750 ml de leche (puede ser semidesnatada si quieres)
  • 250 ml de nata líquida de cocina especial para montar (35% de materia grasa)
  • 100 gr de azúcar
  • La piel de 1 limón grande
  • 1 palo de canela
  • 2 sobres de cuajada Royal (o 12 hojas de gelatina, o 2 sobres de gelatina en polvo de 6 gr cada uno)

Para la base de la tarta

  • 200 gramos de galletas
  • 60 gr de mantequilla

ELABORACIÓN

Tradicional:

  1. Trituramos las galletas en la batidora hasta que queden reducidas a harina. Las mezclamos con la mantequilla derretida (podemos derretirla en el microondas) hasta formar una pasta y la ponemos en un molde desmontable cubierto con pepel film transparente (para poder desmoldar mejor). Cubrimos toda la base del molde y prensamos muy bien para que se compacte. Llevamos al anevera mientras seguimos con la receta.
  2. Ponemos al fuego la leche con la nata, el azúcar, el palo de canela y el limón. Tiene que estar a fuego muy lento. Cuando ya esté caliente sacamos un par de cazos de leche y diluimos la cuajada hasta que no queden grumos (puedes usar la batidora). Volvemos a poner al fuego y cuando vemos que va a romper a hervir lo retiramos. Sacamos la canela y el limón.
  3. Ponemos la mezcla sobre la base de galletas con mucho cuidado para que no se deteriore la base (vierte sobre una cuchara) y dejamos enfriar en la nevera varias horas hasta que cuaje.
  4. Servimos fría espolvoreada con canela molida.

 

Thermomix:

Ponemos en el vaso las galletas y triturar a vel. progresiva 7-10. Añadimos la mantequilla y programamos 2 minutos en velocidad 2. Ponemos esta mezcla en el molde como en la receta anterior.

Ponemos el resto de ingredientes (incluida la cuajada) en el vaso y programamos 9 minutos a 90º C en velocidad 2. Vertemos la mezcla sobre la base de galletas como en la receta anterior.

Con gelatina: Si usas gelatina en lugar de cuajada hidrata las hojas 10 min en agua tibia. Cuando retires la leche del fuego mezcla en la batidora con la hojas de gelatina escurridas y sigue la receta. Si usas gelatina en polvo la diluyes en una cazo de leche caliente de la que estamos usando para la receta, vuelves a poner al fuego y sigues la elaboración.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

Esta tarta de leche merengada es rápida y fácil de preparar, sin horno ni complicaciones. Hay que tomarla muy fría para que tenga una buena consistencia, pero debes sacarla de la nevera 10 minutos antes de consumirla para que se atempere.



¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!