Sangría de vino blanco

sangria-de-vino-blanco

Con esta receta de sangría de vino blanco resulta una bebida mucho más suave y ligera que con el vino tinto, es perfecta para personas que no quieran una bebida con tanto cuerpo.


INGREDIENTES 

  • 1 manzana
  • 1 kiwi
  • 1 pera
  • 1 melocotón
  • 750 ml de vino blanco ligero del año
  • 750 ml de cava (si no quieres ponerlo dobla la cantidad de vino)
  •  750 ml de zumo de frutas (manzana, piña, naranja… al gusto, o una mezcla de varios). Puede ser natural o envasado, pero si lo haces en casa elimina la pulpa.
  • 1 vasito (150 ml) de licor (algún licor dulce o afrutado, Cointreau, anís dulce,  ron añejo…). Si no quieres que se suba mucho a la cabeza puedes suprimir el licor.
  • 150 gr. de azúcar (la cantidad es al gusto, prueba la bebida para ajustarla)
  • Hielo para servir

ELABORACIÓN

  1. Ponemos el zumo al fuego y cuando esté bien caliente disolvemos el azúcar en él. Removemos bien.
  2. Prepararmos la fruta. Pelamos los kiwis y los melocotones y los troceamos en pedacitos pequeños y regulares o en rodajitas a tu gusto. Si la manzana y las peras tienen la piel lisa y firme puedes dejarla pero se trocean también.
  3. Ponemos la fruta en una jarra grande de servicio. Añadimos el vino y el cava. Añadimos también el zumo con el azúcar. Mezclamos todo.
  4. Si lo vas a servir al momento añadimos el hielo y servimos. Si no lo vas a servir de inmediato hay que conservar en la nevera y poner el hilo al momento de servir.
  5. Podemos decorar con unas hojitas de menta.

Más Recetas de Cócteles:


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!