Aceite de oliva, usos y variedades

aceite-de-oliva-usos-y-variedades

Todo son piropos para nuestro oro líquido, así que no está de más saber un poco más de esta joya de la gastronomía, cada vez más exportada y apreciada en las mejores cocinas del mundo. Aquí tienes información práctica sobre el aceite de oliva, usos y variedades más comunes en el mercado.

El aceite de oliva es el zumo del fruto del olivo, la aceituna, que se obtiene exclusivamente por procedimientos mecánicos u otros procedimientos físicos que no alteren del producto, sin disolventes ni más elaboración que el lavado, la decantación, el centrifugado, o el filtrado. Los diferentes matices en su sabor dependerán únicamente de la variedad de aceitunas que lo compongan (puede ser de una variedad, o un coupage de varios tipos de aceituna).

Los principales países productores de aceite de oliva son España, Italia y Grecia, seguidos de Turquía, Siria y Marruecos.

¿Por qué hay que consumir aceite de oliva?

  • Por tu salud: Es rico en acido oleico que ayuda a regular el nivel de colesterol, y en polifenoles que ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • En la cocina: el aceite de oliva resiste mejor las altas temperaturas de la freidora porque es más rico en ácido oleico, vitamina E y polifenoles que lo protegen de la oxidación, y por eso mantiene más calidad y valor nutricional que otros aceites vegetales, y mantiene mejor las propiedades de los alimentos.

¿Qué es la acidez del aceite?

Mucha gente confunde el sabor más o menos amargo del aceite con el grado de acidez, pero tiene más que ver con la pureza y limpieza del aceite. Cuando se rompe la piel de la aceituna, por golpes o ataques de insectos, el agua interior se mezcla con el aceite y se liberan ácidos grasos (acidez). Mientras peores estén los frutos, más acidez tendrá el aceite.

Variedades de aceite de oliva y sus usos

En el mercado encontrarás los aceites de oliva embotellados según estas denominaciones:

Aceite de Oliva Virgen Extra: Es el aceite de más calidad, con excelentes características de sabor y aroma. Se extrae de presionar una única vez las aceitunas. Su grado de acidez máxima es 0.8%. Usado principalmente en crudo para aliños, ensaladas, rociar y salteado.

Aceite de Oliva Virgen: Muy parecido al virgen extra, obtenido de la misma manera, pero con algo menos de calidad ya que se puede provenir de una segunda extracción de la aceituna, y su acidez máxima puede alcanzar el 2%. Sus usos son los mismos que el Virgen Extra.

Aceite de Oliva: Contiene aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra. Pierde calidad puesto que el refinado proviene de virgen de mala calidad (con mucha acidez) que debe pasar por procesos químicos para ser apto para el consumo. Se usa para salsas, guisos, frituras…


A su vez, el aceite de oliva puede ser clasificado en función del tipo de oliva o aceituna de que provenga. En España tenemos más de 260 variedades distintas, pero vamos a hablar de las más conocidas. Estas son:

  1. Picual. Poseen un olor y sabor afrutado, fuerte e intenso. En España, las zonas de mayor producción son Jaén, Córdoba, Granada, Málaga, Ciudad Real y Badajoz. Se usan para aliñar ensaladas, frituras, macerados de carne de caza y vegetales en conserva.
  2. Hojiblanca. Sabor afrutado, aromático y de color verde. Deja un ligero sabor picante en la garganta. Zonas de producción son Málaga, Sevilla y Córdoba. Sus usos en la cocina son las ensaladas suaves, los marinados de carnes y pescados azules, mayonesas, vinagretas, alioli…
  3. Arbequina. Es la aceituna que posee mayor porcentaje de extracción de aceite. Resultado un aceite verde de aroma afrutado con toques de almendra y manzana. Se produce en Cataluña y Aragón. En la cocina lo usamos en aderezos de pescados y mariscos (boquerones en vinagre, carpaccios de marisco), y para ensaladas de frutas y hortalizas, gazpachos y salmorejos… Perfecto en repostería para bizcochos.
  4. Cornicabra. De color amarillo verdoso y sabor a frutas maduras, algo amargo y picante. Se producen sobre todo en Ciudad Real y Toledo. Usado para elaborar masas (empanadas, churros, rosquitos de repostería…), ensaladas, frituras suaves, asados…

Estos serían los cuatro tipos de aceitunas más usados y comercializados, pero también encontraremos cada vez con más frecuencia la manzanilla, verdial, picudo, lechín, blanqueta, serrana de espadán, entre otras.


Por último, para conservar adecuadamente el aceite de oliva debe mantenerse alejado de la luz solar y del calor, que lo hacen envejecer y perder alguna de sus propiedades, así que hay que buscar un lugar fresco y oscuro. Son mejores los envases opacos, aunque no son los más habituales en el mercado.


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!