Medias noches caseras

medias-noches-en-el-horno

INGREDIENTES (18 medias noches)

  •  500 gr harina (puede ser de de fuerza o una mezcla de 300 gr de fuerza y 200 de harina normal)
  • 200 ml leche
  • 120 gr de mantequilla
  • 75 gr azúcar
  • 25 gr levadura fresca prensada o 10 gr de levadura seca de panadero
  • 1 cucharadita de sal
  • huevo batido para pintar

ELABORACIÓN

  1. Diluimos la levadura en la leche tibia, y mezclamos en batidora con el resto de ingredientes hasta obtener una masa suave y homogénea. Dejamos reposar en un lugar templado 1 hora.
  2. Formamos bolitas de masa y las vamos colocando en una bandeja para horno engrasada separadas porque aumentan mucho de tamaño. Dejamos fermentar 1 h. o más (podemos acelerar este proceso en el horno a 40º media hora o más) hasta que doblen el tamaño. Pintamos la supeficie con huevo batido y subimos la temperatura del horno a 190°C. Horneamos unos minutos (8 a 12 min.) hasta que doren cuidando que no se quemen.

Thermomix: Reproducimos la receta oficial de Thermomix en la elaboración, pero con nuestros ingredientes (menos harina y menos azúcar).

  1. Ponemos en el vaso del Thermomix la leche y levadura con 180 gr. de harina. Mezclamos 10 segundos a velocidad 4. Deja fermentar hasta que aumente de volumen y esté burbujeante.
  2. Cuando haya fermentado, añade todos los demás ingredientes, menos la mantequilla, y programa 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Deja reposar la masa 10 minutos y vuelve a programar 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Ahora, deja reposar la masa 20 minutos y repite 2 minutos espiga. Vuelve a dejar reposar la masa otros 20 minutos y, a continuación, pon en marcha el Thermomix a velocidad espiga, sin tiempo. Añade la mantequilla ablandada en trozos, uno tras otro, mientras la máquina amasa, hasta que toda la mantequilla esté absorbida. Continúa amasando otros 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Deja fermentar la masa final dentro del vaso, con la tapa cerrada.
  3. Cuando la masa haya doblado el volumen, que casi alcance el nivel de la tapa, programa 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga para desgasarla. Saca la masa a la encimera enharinada y divídela en porciones que 30-40 g. Haz bolitas con las porciones, ponlas sobre una bandeja de horno espolvoreada con harina o forrada con papel de hornear, cúbrelas con un paño húmedo un plástico y deja que fermenten hasta casi doblar de tamaño.
  4. Mientras, calienta el horno a 200°. Cuando los bollos hayan fermentado bien, hornea 8-10 minutos, vigilando que no se quemen. Sácalos a una rejilla para que se enfríen.
  5. Están en su punto el mismo día que se hornean, aunque se pueden guardar en una bolsa de papel o congelar.

 


 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!