Costillas a la miel

cortillas-a-la-mielINGREDIENTES para 4 personas

  • 1,2 kg. de costillas de cerdo carnosas cortadas y bien limpias de grasa
  • 4 cucharadas de miel de romero (o cualquier otra que sea suave)
  • 1 cucharada de ketchup
  • Sal y pimienta
  • Hierbas aromáticas (pimienta, mezcla para carnes, tomillo, romero…)
  • 1 copita de coñac (opcional)

ELABORACIÓN

  1. Limpiamos de grasa sobrante las costillas. Las salpimentamos. Esta receta de costillas a la miel se hace en el horno, pero a mi me gusta pasarlas siempre antes por la sartén para que doren y suelten parte de su grasa. Además así se sellan y resultan más jugosas. No hace falta poner más que un hilo de aceite de oliva y dejar que se doren por todos lados.
  2. Desechamos esa grasa que han soltado las costillas en la sartén y las ponemos en una bandeja o fuente de horno. Las embadurnamos con las hierbas, el ketchup y el coñac. Las metemos al horno a 200º con calor arriba y abajo, cubiertas con papel aluminio, durante 20 min.
  3. Pasado ese tiempo añadimos por encima la miel derretida en el microondas y diluida en un vasito de agua, mezclamos bien las costillas con todos los jugos y volvemos a hornear cubiertas con aluminio al menos otros 20 min o más tiempo, removiendo un par de veces durante la cocción para que se embadurnen en la salsa por igual.
  4. Esperamos hasta que las costillas estén muy tiernas, regando con su propio jugo o añadiendo más agua si vemos que se han quedado secas.

CONSEJOS Y COMENTARIOS 

  • Con esta misma receta de costillas a la miel y siguiendo el mismo proceso de elaboración puedes preparar un costillar entero. A mi me gusta más cortar antes las costillas porque se impregnan más de salsa por todas partes y es más fácil controlar el grado de terneza del asado.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!