Fritos de jamón y queso

fritos-de-jamon-y-queso

INGREDIENTES

  • Lonchas de jamón cocido, fiambre de pollo o pavo e incluso mortadela o cualquier embutido que te guste, que no esté cortado en lonchas demasiado finas, de un tamaño de unos 10 cm de lado (si son muy grandes corta por la mitad)
  • Bastoncitos o dados de queso tierno (en la foto es queso fresco)
  • Harina, huevo batido y pan rallado
  • Aceite de oliva para freír

ELABORACIÓN

  1. Extendemos las lonchas de jamón y colocamos en el centro un bastoncito o dado de queso, depende de la forma que le queramos dar al ‘paquetito’.
  2. Envolvemos el queso con el jamón metiendo los bordes del la loncha hacia dentro, como formando un paquete, y enrollando, para que los cierres queden bien sellados. Puede resultar cuadrado, como un triángulo… depende de la forma de la loncha. El secreto es que quede bien cerrado. En la foto se han usado lonchas redondas de fiambre de pavo, por lo que han resultado con forma de pequeños ‘cucuruchos’. No deben resultar muy grandes para que el relleno no empalague, deben ser bocaditos pequeños, como de aperitivo.
  3. Cuando lo tengamos cerrado sellamos con un palillo y seguimos hasta terminar todos los bocaditos. Los enharinamos ligeramente para que se sequen y ‘cojan’ mejor el huevo, los pasamos por huevo batido y después por pan rallado.
  4. Los freímos en aceite caliente y servimos recién hechos, para que el centro de queso esté tierno y fundido. De todas formas también están muy buenos una vez fríos.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

Estos fritos de jamón y queso se pueden congelar perfectamente una vez empanados y sin apilarlos mucho. Para freírlos no es necesario descongelarlos antes a no ser que sean demasiado grandes.

fritos-de-jamon-y-queso-2


 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!