Trucos para reducir calorías al cocinar

trucos-para-reducir-calorias

Aquí tienes algunos trucos para reducir calorías al cocinar sin eliminar nutrientes. Si los adoptas en tu rutina diaria al preparar los platos ganarás en salud y perderás peso.


Desgrasa siempre los caldos 

  • Para desgrasar un caldo hay que dejarlo enfriar y que se cuaje un poco en la nevera. La grasa sube a la superficie y se retira fácilmente con una cuchara. De esa manera, además, es más digestivo.

Limpia bien las carnes

  • Recorta con unas tijeras de cocina toda la grasa de filetes y piezas de carne para asar o guisar. Elige carnes magras y elimina siempre la piel del pollo que tiene mucho contenido graso.

Reduce la cantidad de aceite en tus platos

  • Para hacer carnes y pescados a la plancha son fantásticos los sprays de aceite, se reduce mucho la cantidad de aceite usado. Puedes pulverizar sobre el alimento o sobre la superficie de la plancha.
  • Adereza las ensaladas con vinagretas bajas en calorías. con contenido reducido en aceite.
  • Acostúmbrate a cocciones sin grasa (al vapor, papillotes, al horno, en microondas, etc.).
  • Rocía tus asados al horno con caldos o zumos vegetales (de tomate, de naranja…) en lugar de aceites y mantecas.

Evita los precocinados

  • Está demostrado que las carnes y pescados procesados tienes más cantidad de grasa. Prepara las hamburguesas con carnes magras en casa y opta por enlatados (atún, mejillones…) al natural en lugar de en aceite o escurre muy bien el aceite de las latas.

Adereza con hierbas aromáticas

  • Las hierbas y especias como el perejil, laurel, albahaca, tomillo, orégano… y especial como el pimentón, curry, jengibre… no aportan calorías y sin embargo aromatizan y dan mucho sabor. Enriquece con ellas las salsas ligeras.

Salsas más ligeras

  • Para tus salsas evita la mantequilla y la leche entera (grasas animales) y opta por caldos vegetales, leche desnatada y aceite de oliva virgen extra.
  • Evita el consumo de salsas elaboradas como mayonesa, ketchup o bechamel envasada.  Sustituye por mostaza o yogur aligerados con leche desnatada o en todo caso preparar la mayonesa en casa, aligerando con leche desnatada.

Evitar las frituras

  • Sustituye en lo posible la freidora por el horno o la cazuela pero en todo caso escurre muy bien los fritos sobre papel de cocina para que absorban el exceso de aceite. Si es posible no reutilices el aceite.

Crujientes con cereales

  • Para buscar el punto crujiente en ensaladas usa cereales ligeros en lugar de frutos secos muy calóricos como almendras o nueces.

Aumenta el volumen de los platos

  • Usa en las ensaladas frutas y verduras crudas. Al no perder agua durante la cocción nutren más y aumentan la sensación de saciedad. Bate mucho los huevos en revueltos o bizcochos para que aumenten de volumen manteniendo las mismas calorías, o hazlas más consistentes con gelatinas.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!