Hojaldre de salmón y espinacas

hojaldre-de-salmon-y-espinacas

INGREDIENTES para 8 hojaldres individuales

  • 2 planchas de hojaldre congelado
  • 8 escalopes de salmón fresco de tamaño mediano (unos 8 cm de lado), sin espinas y de un dedo de grosor
  • 400 gr de espinacas (mejor si son frescas, pero puedes usarlas congeladas, mejor en hojas)
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 2 dientes de ajo
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • 1 cucharada de harina
  • Leche (como medio vaso)
  • Aceite de oliva y mantequilla
  • Huevo batido para pintar el hojaldre

ELABORACIÓN

 

hojaldre-de-salmon-paso-a-paso

  1. Salteamos en un poquito de aceite los ajos laminados y ponemos las espinacas. Si son frescaspuedes ponerlas un par de minutos en el microondas antes para que se ‘bajen’ y te será más fácil saltearlas. Salpimentamos y dejamos hacer hasta que estén cocidas.
  2. Añadimos una cucharadita de mantequilla y la harina, mezclamos bien y ponemos la leche. Tiene que quedar con una consistencia cremosa, más bien espesa, así que ve poniendo leche con cuidado de no pasarte porque las espinacas habrán soltado su líquido.
  3. Probamos de sal y le incorporamos el queso crema. Dejamos reposar la mezcla unos minutos para que se temple.
  4. Mientras tanto extendemos el hojaldre tal como viene, sin aplanarlo con el rodillo. Cuando las espinacas hayan templado vamos poniendo montoncitos sobre el hojaldre y colocamos sobre ellos un escalope de salmón limpio de piel y espinas y lavado. Cubrimos con algo más de espinacas. Cortamos el hojaldre y cerramos los ‘paquetitos’ ayudándonos con trozos de hojaldre de la otra plancha. Sellamos bien los bordes con agua para que no se abran.
  5. Ponemos en una bandeja de horno y pintamos la superficie con huevo batido. Horneamos a 200º entre 10 y 15 min hasta que veamos que el hojaldre ha subido y está dorado.

Consejos y comentarios

  • Para hacer este hojaldre de salmón y espinacas elige escalopes frescos de la zona de la cola, son muy jugosos y no tienen espinas. No deben tener más de 2 cm de grosor porque se cuecen directamente al horno en pocos minutos. Si los ponemos ya hechos dentro del hojaldre se resecan demasiado con el horneado.
  • Puedes servir este hojaldre caliente, recién horneado, o esperar a que temple y servirlo frío.

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!