Helado de aceite de oliva

helado de aceite de oliva

Batimos al baño María 4 yemas de huevo y 100 g de azúcar. Añadimos una mezcla de 250 g de leche y 250 g de nata calentadas pero sin que lleguen a hervir. Esta crema se mete en el congelador y cuando está casi helada se incorpora 1 decilitro de aceite de oliva, se mezcla todo para que no se formen cristales y de vuelve a poner en el congelador o heladera hasta que endurezca.

  • Fórmula abreviada (sin huevo): mezclar 2 medidas de aceite de oliva virgen con una de miel derretida (o mitad miel y azúcar, o sólo azúcar) y 3 de nata líquida. Batimos bien en la batidora hasta que monte un poco y lo dejamos endurecer en el congelador o heladera.

Servimos el helado de aceite de oliva sólo o acompañando bizcochos, brownies…


 

 


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!